Etapas de desarrollo de las varices de las extremidades inferiores.

Las mujeres son más susceptibles a las venas varicosas. Un factor adverso significativo es la predisposición hereditaria. Aumentar el riesgo de encontrar venas varicosas: tales factores:

  • estilo de vida inadecuado: mala alimentación, malos hábitos, actividad física insuficiente;
  • determinadas actividades profesionales: puesto de pie o sentado durante mucho tiempo (oficios, cocineros, vendedores, profesores y otros);
  • características de la salud humana: enfermedades concomitantes, embarazo, toma de ciertos medicamentos, obesidad;
  • estilo favorito de vestir: pantalones o vestidos ajustados, tacones altos.

Las venas varicosas se clasifican según la ubicación y extensión de las lesiones venosas, la velocidad de progresión, la forma de la enfermedad y el riesgo de complicaciones. Hay 4 etapas principales de desarrollo de las venas varicosas (etapas de la enfermedad).

Además, existe una sistematización más común desarrollada por el cirujano. Este último se basa en el grado de capacidad del cuerpo para resistir la enfermedad y compensar las desviaciones por sí solo. El tratamiento de las venas varicosas depende de la etapa diagnosticada de la enfermedad.

la comida chatarra como la causa de las venas varicosas

Las primeras señales de advertencia

Las primeras campanas de alarma casi siempre pasan desapercibidas, porque no muestran síntomas visibles ni signos específicos. La denominada etapa cero de las varices (varices en las primeras etapas), o más bien sus manifestaciones, suelen estar asociadas a pies planos, osteocondrosis, fatiga física tras la práctica de deportes, tacones altos inusuales, ropa ajustada y zapatos incómodos o fatiga banal. .

Pensar en una enfermedad común de los vasos sanguíneos, que puede traer muchos problemas, no tiene ganas de nada. Pero a menudo algunas personas son diagnosticadas posteriormente con venas varicosas.

No es fácil determinar con precisión las varices de primer grado (y más aún, cero) por su cuenta. En caso de pesadez en las piernas y fatiga regular, que se intensifica por la noche, es aconsejable buscar el consejo de un flebólogo, un médico especializado en enfermedades venosas.

En la etapa cero de las varices, los síntomas aún no traen molestias significativas y desaparecen después de un buen descanso. Con el tiempo, deshacerse de la pesadez ya no es tan fácil. La fatiga no desaparece, se agregan los siguientes síntomas de varices, ya más característicos, pero aún típicos de la mayoría de enfermedades de las piernas.

Es más fácil prevenir el desarrollo de venas varicosas de las extremidades inferiores en una etapa temprana. Lo más probable es que el médico aconseje el cumplimiento estricto de las medidas preventivas y las cremas, compresas y baños medicados ligeros. Por ejemplo, el tratamiento de las varices implica:

  • usar medias de compresión, golf o mallas (el grado de compresión requerido se puede ajustar manualmente);
  • usar zapatos anatómicamente correctos;
  • realizar un conjunto especial de ejercicios;
  • normalización de peso;
  • Clases de natación;
  • renunciar a los malos hábitos, etc.

Etapa temprana de las venas varicosas.

En la primera etapa de las varices, a la leve molestia se agregan otros síntomas característicos:

  • hinchazón de las extremidades inferiores;
  • pesadez y sensación de plenitud en las piernas;
  • calambres nocturnos;
  • sensaciones dolorosas en las piernas;
  • consolidación de venas dilatadas.

El síntoma principal de la etapa inicial de las venas varicosas son los defectos cosméticos. Son las arañas vasculares y las venas translúcidas las que hacen que la mayoría de las mujeres visiten a un flebólogo en la víspera de la temporada de playa o compren una crema por su cuenta en la farmacia, lo que ayudará a hacer frente rápidamente a un problema tan estético.

Las venas varicosas de primer grado requieren necesariamente un tratamiento especial. Además de ajustar el estilo de vida y la exposición local a las áreas afectadas, la escleroterapia o la ozonoterapia se utilizan a menudo para curar las varices.

La acción de la escleroterapia tiene como objetivo unir las paredes venosas en las zonas dañadas y restaurar la circulación sanguínea normal. El procedimiento no es una operación, preserva la integridad de los sistemas circulatorio y linfático y se puede combinar fácilmente con otros métodos de tratamiento.

La ozonoterapia es un procedimiento que tiene un efecto curativo general: el ozono nutre las células del cuerpo con oxígeno y normaliza la circulación sanguínea. El método de tratamiento es absolutamente indoloro, pero tiene una extensa lista de contraindicaciones.

Las venas varicosas de primer grado todavía son relativamente fáciles de curar. Las venas varicosas se detienen con éxito mediante procedimientos fisioterapéuticos similares solo en las primeras etapas. Si descuida la terapia al principio, aunque sean síntomas menores, pero alarmantes, en el futuro se requerirá un tratamiento complejo. En este caso, una enfermedad desatendida, por ejemplo, la última etapa de las venas varicosas, requiere una intervención quirúrgica.

Las venas varicosas deben tratarse lo antes posible. En solo 11 años, las venas varicosas harán que una persona quede discapacitada, si la muerte no ocurre antes por complicaciones.

Segundo grado

La progresión adicional de las venas varicosas se caracteriza por un empeoramiento de la condición del paciente y la adición de otros síntomas de la enfermedad:

  • el dolor se vuelve más pronunciado;
  • la incomodidad no siempre desaparece incluso después de un largo descanso;
  • aumenta la hinchazón de las piernas;
  • aparece picazón en el área afectada;
  • se produce entumecimiento de las extremidades inferiores;
  • los nódulos venosos se vuelven más brillantes y fácilmente visibles;
  • aparece una ligera pigmentación de la piel.

En la etapa 2 de las venas varicosas, es casi imposible ignorar la enfermedad. Las venas varicosas en las piernas afectan significativamente la calidad de vida del paciente y obliga incluso a los pacientes más irresponsables a buscar ayuda médica.

¿Cómo curar la enfermedad en esta etapa de la enfermedad? El tratamiento eficaz de las venas varicosas en etapa 2 aún puede ser tradicional, es decir, no implica una intervención quirúrgica. Sin embargo, la decisión final sobre la elección del tipo de terapia la toma exclusivamente el flebólogo, en función de la condición del paciente, la tasa de progresión de las venas varicosas, las enfermedades concomitantes y las complicaciones.

Tercera etapa

En el tercer grado de venas varicosas (el comienzo de la etapa de descompensación según Saveliev V. S. ), los ganglios venosos aumentan a tamaños grandes. No solo brillan, sino que ya sobresalen de debajo de la piel con fuerza y fuerza. Las venas varicosas en etapa 3 se caracterizan por el máximo grado posible de venas varicosas, dolor significativo y el riesgo de dañar las venas inflamadas en la vida cotidiana.

La pigmentación de la piel cambia: se vuelven de color marrón oscuro o violeta. La piel se seca de forma desagradable, por lo que la dermatitis o el eccema no son infrecuentes. Problemas de este tipo obligan al paciente a consultar a un dermatólogo.

Un cambio en la estructura de la piel en el tercer grado de venas varicosas indica un mayor riesgo de transición de la enfermedad a la siguiente etapa, cuando aparecen las úlceras tróficas.

Como consecuencia de otros síntomas, es posible dañar los ganglios venosos inflamados en la vida diaria. Esto puede hacer que se rompan y sangren internamente. Además, el paciente recibe fácilmente no solo daños en la piel (aparecen hematomas y abrasiones constantes), sino también lesiones más graves provocadas por un debilitamiento significativo de los huesos y las articulaciones.

Los ungüentos y cremas especiales pueden aliviar temporalmente los síntomas, pero no en todos los casos. Sin embargo, ya no son eficaces para el tratamiento de la enfermedad de grado 3. El tratamiento de las venas varicosas de las extremidades inferiores en esta etapa de la enfermedad suele ser solo radical.

El objetivo de la intervención quirúrgica es restaurar el flujo sanguíneo normal y eliminar los ganglios que han aparecido en las paredes de los vasos sanguíneos. Existen varios tipos de cirugía. El médico selecciona un método específico de tratamiento radical del tercer grado de venas varicosas individualmente para un paciente en particular.

Cuarto y posteriores grados

Las venas varicosas de las extremidades inferiores de grado 4 se caracterizan por daño a los tejidos blandos y cambios tróficos en la piel. En esta etapa, todos los síntomas existentes (sensaciones dolorosas, hinchazón, problemas dermatológicos) se intensifican aún más, en algunos casos, los vasos sanguíneos pueden dejar de funcionar con normalidad. Esto conduce a la necrosis de las áreas afectadas de las extremidades inferiores.

Las venas varicosas de grado 5 son una úlcera trófica curada. En la etapa 6, las venas varicosas adquieren un curso crónico complicado. Las úlceras prácticamente ya no cicatrizan, se vuelve difícil para el paciente moverse de forma independiente. Al mismo tiempo, las dificultades están asociadas no solo con el dolor de las áreas dañadas, sino también con el hecho de que las venas están muy hinchadas y las piernas se vuelven pesadas.

Es muy difícil curar completamente las varices tanto del cuarto grado como de los siguientes. Por supuesto, la única terapia es la cirugía mayor. En casos avanzados, es posible que surjan complicaciones durante la operación.

Clasificación del cirujano

Otra sistematización popular de los síntomas de las venas varicosas de las extremidades inferiores fue desarrollada por un cirujano, doctor en ciencias médicas. La clasificación identifica solo 3 etapas del curso de la enfermedad, según la tasa de progresión de la patología y la capacidad del cuerpo para autorrepararse:

  1. Etapa de compensación. El dolor está ausente o es muy leve. Ligera hinchazón que puede aparecer después del ejercicio. Aparecen arañas vasculares.
  2. Etapa de subcompensación. Fatiga severa, sensaciones dolorosas más pronunciadas, calambres, sensación de plenitud en las piernas, hinchazón al anochecer y calambres nocturnos.
  3. Etapa de descompensación. Violación de la capacidad regenerativa de la piel: incluso las heridas pequeñas y las abrasiones cicatrizan durante mucho tiempo. Pigmentación de la piel, nódulos venosos protuberantes, dolor e incomodidad intensos. En la etapa de descompensación, todo el cuerpo sufre: los huesos y los músculos se debilitan, el cabello comienza a caerse.

Prevención de varices

Para evitar las consecuencias graves de la enfermedad y la necesidad de una intervención quirúrgica, debe prestar atención de inmediato incluso a los síntomas alarmantes más insignificantes y comunicarse con un especialista.

La prevención de las varices incluye: practicar deportes factibles (especialmente con trabajo sedentario), deshacerse del exceso de peso, baños de contraste para las piernas, normalizar la dieta y abandonar los malos hábitos.

Es muy importante elegir el calzado y la ropa adecuados. Es aconsejable usar solo tacones estables de hasta 5 cm de altura y rechazar pantalones demasiado ajustados (incluidos los populares jeans ajustados que afectan negativamente a los vasos) y vestidos. Se recomiendan las prendas de compresión para pacientes con predisposición a las varices.

Las venas varicosas son una enfermedad bastante común y se están desarrollando rápidamente. Es muy importante seguir las principales medidas preventivas y tratar oportunamente no solo las venas varicosas, sino también cualquier otra patología de naturaleza aguda o crónica.