Venas varicosas en el útero: causas, síntomas, tratamiento y prevención.

dolor abdominal en una mujer con venas varicosas uterinas

Las venas varicosas de las piernas son una patología bien conocida por muchas personas modernas de primera mano. Casi una de cada tres mujeres en edad reproductiva lo enfrenta. Pero un diagnóstico como "varices uterinas" puede llevar a cualquier paciente al miedo y al desconcierto. Después de todo, esta enfermedad es muy rara y poco conocida. Además, esta enfermedad es difícil de diagnosticar, ya que a menudo se desarrolla de forma casi asintomática.

venas varicosas del útero

Lo que es

Las venas varicosas del útero (ver foto arriba) es una enfermedad en la que las paredes de los vasos sanguíneos se vuelven demasiado delgadas, largas e inelásticas. Mucha gente piensa que esto solo puede pasar con las piernas, pero en realidad no es así en absoluto. De hecho, las venas varicosas pueden originarse en cualquier parte del cuerpo por donde pasan los vasos sanguíneos.

Sorprendentemente, las venas varicosas uterinas se diagnostican con bastante frecuencia, pero a pesar de su prevalencia, conlleva un gran peligro. Por lo general, este defecto se presenta con un cuadro clínico leve. Además, sus signos a menudo se perciben como síntomas de enfermedades de los órganos reproductivos, lo que solo agrava la situación debido a la falta del tratamiento necesario.

A menudo, la patología solo se puede detectar durante el embarazo. Después de todo, es durante este período que el cuerpo de una mujer se somete a los diagnósticos más completos y detallados.

Las razones

Varias condiciones pueden conducir a la enfermedad. Entre ellos, los expertos identifican varias causas principales de las venas varicosas uterinas.

  • Desequilibrio hormonal. El cuerpo femenino está constantemente sujeto a picos en los niveles de elementos vitales con cada ciclo menstrual. Además, los trastornos hormonales a menudo ocurren durante la menopausia y el embarazo, así como cuando se toman anticonceptivos orales.
  • Abortos regulares.
  • Patologías de los órganos reproductivos. El mayor peligro lo llevan las enfermedades que ocurren durante mucho tiempo sin el tratamiento adecuado.
  • predisposición hereditaria.
  • Parto frecuente.
  • Llevar un niño grande.
  • Anomalías de naturaleza congénita relativas a los vasos de la cavidad uterina.
el trabajo sedentario como causa de las varices uterinas

Grupo de riesgo

Entre otras cosas, la probabilidad de desarrollar venas varicosas uterinas aumenta significativamente bajo la influencia de tales condiciones:

  • obesidad;
  • estilo de vida sedentario;
  • malos hábitos;
  • actividad física excesiva;
  • patologías endocrinas;
  • un aumento en el tamaño del propio órgano.

Durante el embarazo, esta enfermedad aparece en el contexto de la liberación de progesterona en el torrente sanguíneo. Esta hormona no solo puede reducir el tono de los elementos reproductivos, sino también las paredes de los vasos sanguíneos. Como resultado, están sobresaturados de sangre debido a trastornos en el proceso de salida y se estiran mucho.

Cabe destacar que la patología puede abarcar otros órganos del sistema genitourinario. Con menos frecuencia se diagnostican las venas varicosas del cuello uterino, los ovarios e incluso las partes reproductivas externas del cuerpo.

Síntomas

Por lo general, los signos de las venas varicosas uterinas son leves. Además, a menudo se asemejan a manifestaciones de inflamación, por lo que la verdadera patología simplemente pasa desapercibida.

En la mayoría de los casos, la enfermedad se detecta durante el embarazo, ya que es en este momento cuando el órgano está sujeto a la mayor carga, lo que contribuye a la rápida progresión del defecto. Por lo general, los primeros síntomas de las venas varicosas uterinas son:

  • el dolor en la parte inferior del abdomen, agravado o que surge después del esfuerzo físico y la intimidad, puede transmitirse a la parte inferior de la espalda;
  • cambio anormal en el ciclo menstrual: la descarga se vuelve demasiado escasa y su duración aumenta;
  • hay aumento de la sensibilidad de la vagina;
  • durante el parto, la enfermedad se manifiesta como una sensación de plenitud en el hipogastrio.
dolor en la parte inferior del abdomen con venas varicosas uterinas

Por cierto, muchas mujeres toman el último síntoma por el inicio del trabajo de parto prematuro.

Por lo general, la enfermedad es extremadamente difícil de identificar por los síntomas. El tratamiento de las venas varicosas uterinas a menudo se retrasa precisamente por las dificultades de diagnóstico. Es por eso que muchas mujeres enfrentan complicaciones de esta enfermedad.

Las venas varicosas del útero conllevan un gran peligro, ya que las paredes adelgazadas y expandidas de los vasos pueden lesionarse y desgarrarse. En el contexto de estos procesos, se produce anemia. Además, esta enfermedad puede causar complicaciones durante el parto y el trabajo de parto.

Las venas varicosas del útero tienen un cuadro clínico borrado, mientras que representa una amenaza para la salud de una mujer. Encontrarlo siempre es extremadamente difícil, por lo que debe utilizar todo tipo de exámenes y revisarlos con el mayor cuidado posible.

Diagnóstico

Es simplemente imposible hacer un diagnóstico de "venas varicosas en el útero" solo sobre la base de un examen ginecológico y el historial recopilado. Después de todo, cualquier manifestación específica de esta enfermedad es inusual. Se recomienda la ecografía Doppler para la detección de venas varicosas intrauterinas. Este procedimiento permite examinar cuidadosamente el estado de los vasos en el útero y determinar la presencia de la enfermedad. Además, al paciente se le pueden prescribir exámenes auxiliares:

  • laparoscopia;
  • tomografía computarizada de los órganos pélvicos;
  • ovaricografia selectiva;
  • flebografía

Entre otras cosas, debe excluirse la posibilidad de presencia de endometriosis, neuropatía que apareció después de la cirugía, desviaciones en la localización del útero y procesos inflamatorios en el intestino. En otras palabras, es muy importante realizar un diagnóstico diferencial. Después de todo, los síntomas de las condiciones descritas son muy similares a las manifestaciones de las venas varicosas.

Puede elegir el régimen de tratamiento adecuado solo después de pasar un diagnóstico completo.

Venas varicosas del útero: qué hacer

En el tratamiento de esta enfermedad, se utilizan con éxito métodos tanto conservadores como quirúrgicos. Dos especialistas están involucrados simultáneamente en la solución de tal problema: un flebólogo y un ginecólogo.

La terapia conservadora implica el uso de:

  • agentes antiplaquetarios;
  • agentes venotónicos;
  • medicamentos antiinflamatorios

Vale la pena decir que durante el parto del bebé, todos los medicamentos propuestos están contraindicados. Por lo que a la paciente durante el embarazo se le recomienda ejercicio terapéutico. Además, las mujeres en este momento se muestran usando ropa interior de compresión.

nadar con venas varicosas

Después de completar la terapia con medicamentos, el paciente debe mantener un estilo de vida saludable. Es imperativo abandonar los malos hábitos y proporcionar al cuerpo una actividad física completa todos los días.

Además, el tratamiento de las varices uterinas pasa por mantener una dieta equilibrada. Durante el período de terapia, es muy importante reponer su menú diario con la cantidad máxima de frutas, verduras, salvado, componentes de leche fermentada, así como alimentos ricos en yodo. Además, se muestra el cumplimiento del régimen de bebida. La dieta también implica el rechazo de los alimentos fritos, grasos, ahumados y picantes, la confitería y otros dulces.

alimentos para las varices

¿Cómo tratar las venas varicosas uterinas? Además de seguir una dieta y tomar medicamentos, se recomienda que una mujer vaya a nadar, tome una ducha de contraste regularmente y asista a un masaje de drenaje linfático. Todos estos procedimientos acelerarán significativamente el proceso de curación.

Otros tratamientos

En algunos casos, las venas varicosas uterinas pueden ser una indicación para una intervención quirúrgica. Por lo general, los especialistas recurren a la cirugía con una fuerte progresión de la patología. Durante la intervención quirúrgica, los vasos dañados se eliminan por completo y se reemplazan con prótesis especiales.

laparoscopia para venas varicosas

Además, las venas varicosas del útero se pueden tratar mediante laparoscopia. Durante este procedimiento, no se viola la integridad de la piel, solo se realizan pequeños pinchazos, a través de los cuales se eliminan las venas dañadas. En el momento de la cirugía endovascular de rayos X, el proceso se controla completamente con la ayuda de dispositivos especiales. En este caso, los catéteres se insertan en los vasos.

En algunos casos, la terapia con medicamentos se combina con recetas populares. Se puede lograr un buen resultado en la lucha contra las venas varicosas con la ayuda de castaño de indias, kombucha, diente de león y otras plantas medicinales. Pero solo pueden usarse después de un acuerdo con el ginecólogo.

pastillas para las venas varicosas

Características del parto.

Si durante el embarazo una mujer tiene venas varicosas del útero, siempre surge una pregunta completamente lógica con respecto al parto. En tales casos, al paciente se le puede asignar tanto una cesárea como un parto natural. La decisión final siempre recae en el médico. En general, la situación depende del grado de abandono de la patología y la presencia de peligro para la vida de la madre y el niño.

Prevención

Para prevenir la aparición de venas varicosas, debe seguir un estilo de vida saludable, comer bien, tratar de proporcionarle al cuerpo una actividad física normal. Si existe el riesgo de desarrollar la enfermedad, debe comunicarse con un especialista que lo ayudará a elegir los agentes venotónicos adecuados.

Las venas varicosas se consideran una patología muy grave. Por eso es muy importante cuando se presenta una enfermedad tratarla a tiempo para prevenir el desarrollo de todo tipo de complicaciones.

ejercicios para las varices durante el embarazo

Efectos

Como ya se mencionó, las venas varicosas uterinas se consideran una enfermedad peligrosa que es casi asintomática. Es por eso que este defecto a menudo conlleva la aparición de diversas complicaciones. Muy a menudo, las mujeres en el contexto de las venas varicosas enfrentan tales complicaciones:

  • interrupciones en el ciclo menstrual;
  • insuficiencia placentaria;
  • trombosis venosa;
  • tromboflebitis.

Algunas mujeres creen que la patología es una contraindicación para la intimidad. Sin embargo, en realidad esto no es así: es posible tener relaciones sexuales si no causa molestias. Pero con respecto al uso de anticonceptivos orales, vale la pena consultar con un ginecólogo. Como regla general, tales medicamentos para las venas varicosas están estrictamente prohibidos. Entonces, para prevenir todo tipo de complicaciones en el futuro, debe elegir otro método anticonceptivo.